Áreas laborales de la pedagogía

“queda en uno hacer llegar o reconocer las posibilidades que abre el estudiar esta carrera, no limitarse…”

Diana Laura Roque Castillo

A lo largo de la carrera me he encontrado con diferentes enfoques de lo que trata la pedagogía, ampliando mi visión de lo que piensa la mayoría de las personas que no son allegadas a ella; incluso en algún momento de mi vida, pensé que el estudiar esta carrera conllevaría única y exclusivamente al área del profesorado, impartiendo clases, y en el especifico caso de la educación preescolar, pero conforme crecí en el ámbito escolar me empezaron a interesar diferentes áreas de desarrollo y desempeño laboral de mi interés.

Todas esas investigaciones me llevaban a su punto de encuentro que era la pedagogía, para mi sorpresa y la de muchas otras personas, con base a todos los comentarios que sigo escuchando hasta estos días en los que me encuentro en la recta final de mis estudios, no solo es una sola área en la que se desarrolla, y abre un abanico de grandes posibilidades en las cuales se encuentra lo que quiero para mi vida laboral.

Todo deriva de los comentarios cuando llegan a preguntar qué carrera estoy estudiando y menciono que pedagogía, inmediatamente suenan las preguntas que responden en automático, ¿de qué trata tu carrera?, ¿vas a trabajar dando clases entonces?, ¿serás educadora?, ¿vas a ser maestra? Entre otras, aunque una de las que más me ha causado una mezcla de molestia y risa fue donde confundían la pedagogía con la podología; dan ganas de llorar al escuchar tales comentarios, sin sentido, aunque no mal intencionados. No tenemos una educación sobre lo que tratan las carreras, pues en su mayoría solo las que son reconocidas como la medicina, arquitectura, contaduría, derecho y otras tantas que son, por decirlo de una manera “populares”, no presentan este dilema, pues van dirigidas a necesidades en específico que la mayoría de las personas conocen y entienden.

Entonces, queda en uno hacer llegar o reconocer las posibilidades que abre el estudiar esta carrera, no limitarse a lo que nos presentan como tal, si no entender las áreas en las que entramos los pedagogos, nos podemos ubicar desde el sector privado o público, en una empresa, una escuela, y eso por mencionar algunas. Los conocimientos que se van adquiriendo a lo largo de las clases y las practicas, van haciendo crecer y agudizar el sentido de pertenencia con la carrera, lo que nos lleva a identificar las oportunidades de mejora, no para nosotros, sino para el lugar donde entremos a laborar, encontrar un camino dentro del caos que puede llegar a tener dentro del aparente orden de una oficina, un plan de estudios, una capacitación, en prácticamente cualquier departamento o área de se enfoque en la formación de las personas.

Dentro de todas la áreas de desarrollo laboral, se encuentran dos principales la docencia y la empresarial, ambas ligadas completamente pero al mismo tiempo alejadas una de la otra, esto en el sentido que ambas áreas van a formar conocimiento en un individuo, llámese alumno o empleado; pero en la docencia se encuentra una parte formativa de conocimientos iniciales que le permitan al alumno entender tanto el mundo como las materias que le ayudarán a entender cómo se desenvuelve el aquí y ahora, le permite formar un criterio que más adelante le facilite ejercer ese capacidad de elegir qué carrera cursar, y no solo hablando de niveles primarios y medios de la enseñanza, si no de medio superior y profesional, donde se entra en una fase de especialización que les permita continuar en la formación de su criterio y entiendan las capacidades o necesidad a cubrir con lo que elijan estudiar.

Y el área empresarial, que de una manera está íntimamente ligada con la docencia a niveles mucho más específicos, donde se atiende a necesidades concretas de formación, llegando a identificar las necesidades que presentan los procesos dentro de la empresa, afinándolos o creándolos para que la empresa funcione de la mejor manera posible. Hablando de procesos se encuentran los de reclutamiento, selección, contratación, gestión de riesgos, entre otros; procesos que, de atenderse de forma inmediata, significan ahorros no solo monetarios, si no en tiempo y recurso humano, permitiendo contar con personal adecuado que, entrando en una nueva área de desarrollo, necesite capacitaciones que solo atiendan a actualizaciones enfocadas a resolver problemas identificados.

La consultoría conviviendo en todos los mundos, con el solo fin de identificar, analizar y solucionar, no problemas o necesidades, si no áreas de oportunidad de mejora continua que fortalezcan a la institución donde se realicen.

La pedagogía es una disciplina que alimenta y se alimenta de diferentes partes para complementarse una a la otra, pero que parten de ella para crecer, como en todo proceso de enseñanza reciproco, mientras uno enseña se aprende a mejorarlo, buscando fortalecerse.

Englobar todas estas áreas de desarrollo laboral en una sola carrera, es algo literalmente complicado por la cantidad de procesos que se manejan, pero se centran sobre un tronco común que permite entenderlos y que, para su adecuado manejo se encuentran aquellas especialidades en las que se enfoca cada una de sus enseñanzas.

Los pedagogos nos encontramos en el área formativa de conocimientos, en la educación y enseñanza, y no solo infantil como entiende la mayoría de las personas, si no que, en cada parte donde se necesiten aplicar estos métodos, es ahí donde se haya el área laboral de la pedagogía.