Estilos de aprendizaje

“es muy importante que instituciones educativas de todos los niveles presten mucha atención de cómo pueden emplear distintos estilos de aprendizaje”

Guadalupe Itzebel Aguilar Navarro

¿A qué se refiere cuando nos preguntan qué estilo de aprendizaje tenemos? ¿Eres visual? ¿Quizá más auditivo? ¿Serás kinestésico? Cada persona aprende de formas diferentes. Por lo que es muy importante que instituciones educativas de todos los niveles presten mucha atención de cómo pueden emplear distintos estilos de aprendizaje que tiene cada alumno en beneficio de ellos, en lugar de imponer una sola forma de enseñanza a todos de manera indistinta y seguir con la misma didáctica tradicional de ya tiempo atrás.

Como futuros pedagogos, sabemos que las necesidades de los alumnos son diferentes, es por ello que por los años 70 el concepto de “aprendizaje” como tal cambió radicalmente. Pronto surgieron los “estilos de aprendizaje” como también las “estrategias de aprendizaje” como modelos a seguir para una correcta y mejor opción a la hora de trasmitir y captar conocimientos.

Antes de entrar a definir cada estilo de aprendizaje debemos saber primeramente que es un estilo de aprendizaje y porque es tan importante saberlo. Aunque actualmente existen muchas definiciones de estilos de aprendizaje, nos vamos a quedar con la definición de Keefe que creemos es la que mejor explica esta cuestión:

“Los Estilos de Aprendizaje son los rasgos cognitivos, fisiológicos y afectivos, que son los indicadores, de cómo los alumnos perciben, interaccionan y responden a los diferentes ambientes del aprendizaje.”

Cuando los profesores quieren poner en práctica toda la parte teórica que conocen, la teoría y la práctica se suelen convertir en los mayores enemigos que todo profesor conoce. Sabemos que cada alumno es un mundo, y que cada situación requiere de un distinto enfoque a la hora de plasmar los conocimientos. Los alumnos, además de utilizar sus habilidades cognitivas y metacognitivas, deben de ser capaces también de saber jerarquizar, organizar y priorizar su aprendizaje y saber su propia técnica de estudio que mejor les convenga. Los profesores deben de ayudar en este proceso, creando técnicas para crear unos “estilos de aprendizaje” correctos.

Pero no debemos interpretar las diferentes técnicas que usan cada persona a la hora de estudiar para un examen  como un estilo de aprendizaje, esas técnicas o estrategias de aprendizaje que siguen los individuos a la hora de aprender, suelen ser estrategias que han ido adquiriendo ( en ocasiones hasta por ellos mismos ) a veces con menor o mayor eficacia.

Cada persona aprende de manera diferente, velocidad, curiosidad e incluso interés que otras. Hay personas que utilizan como vías de aprendizaje más importantes: la audición, otros visualmente otros ambas. El aprendizaje, es un conocimiento de cada situación, de cada persona y de cada entorno que podamos encontrarnos, es un mundo para el estudiante un aprendizaje.

Los tipos de estilos de aprendizaje se clasifican más comúnmente en 3 pero en realidad son 5 pero no todos los docentes conocen: los cuales consisten en el sistema de representación visual, El sistema auditivo.  El sistema kinestésico y por último, pero menos importantes son sistema lectura / escritura que relativamente se podría decir que es lo mismo a un visual y El sistema multimodal. Brevemente se explicarán cada uno de estos estilos de aprendizaje.

  • El sistema de representación visual: preferencia por contacto visual. No son buenos con textos, pero aprenden mejor viendo imágenes, vídeos, etc… Suelen ser estudiantes que son buenos dibujando lo que están aprendiendo. A veces podemos ver que realizan símbolos en sus apuntes, debido precisamente a que sienten una ayuda visual extra en su forma de aprender.
  • El sistema auditivo: preferencia por contacto auditivo, destaca por tener una preferencia de aprendizaje basada en escuchar. Por ejemplo, los debates cara a cara en donde se les fuerza a escuchar, son situaciones muy beneficiosas para este tipo de alumnos con este estilo de aprendizaje predominante.
  • El sistema kinestésico: preferencia por interactuar con el contenido. Por ejemplo, las clases de laboratorio son las ideales para estas personas. Otro ejemplo sería aprender a escribir con un teclado, las personas con este aprendizaje aprenden mejor si interactúan con el contenido.
  • El sistema lectura / escritura: preferencia por leer, por escribir apuntes, su modo de aprendizaje se basa en leer textos, folletos, largas listas de detalles, etc… Son personas que necesitan apuntar constantemente.
  • El sistema multimodal: Es un estilo que se basa en tener varios estilos predominantes, mucha gente posee este tipo de estilo que suele englobar algunas características de cada uno.

Una vez sabiendo cómo cada persona tiene su propio estilo de aprendizaje como profesor se debe tomar en cuenta las características para poder dar una clase y que el alumno de acuerdo a su estilo pueda comprender y enriquecer su conocimiento.

Como tarea del profesor esta en preparar su clase con láminas o si es posible presentaciones atractivas y no solo con texto para aquellos que aprendan visualmente, deben tener un buen léxico para poder expresarse con claridad para los alumnos que aprendan auditivamente y una vez dicha la teoría deberían hacer prácticas o ejercicios para aquellos que alumnos que son kinestésicos. Otra cosa muy importante es sugerir técnicas de estudio para cada alumno.

Hoy en día para saber que estilo de aprendizaje tiene cada alumno se puede obtener ese dato mediante test que se encuentran muy fácilmente en internet y a principio de cada curso como diagnostico se pueden aplicar estos test.

¿Idoneidad vs calidad en la educación?

“es trabajo del área pedagógica, quien debe encargarse de construir un programa que abarque y permita establecer estándares de calidad”

Janet Alejandra Thom-Zepeda

Hoy en día la responsabilidad de la mala calidad educativa recae en los llamados maestros “no idóneos” que son aquellos cuyos resultados fueron inferiores a los requeridos durante la evaluación docente

En 2012 México ocupaba el primer lugar de los países de la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico) de maestros con falta de preparación, retardos y ausentismo. Casi la mitad de los aspirantes a plazas de docencia no alcanza los niveles suficientes de preparación

Para lograr un desarrollo significativo en la educación de calidad, que, en mi opinión, es uno de los objetivos principales, deberíamos conocer primero cuales son los contenidos en la capacitación tanto formativa como psicológica del docente y a partir de ahí rescatar un porcentaje de docentes idóneos para el perfil que se solicita.

Considero que es trabajo del área pedagógica, quien debe encargarse de construir un programa que abarque y permita establecer estándares de calidad tanto para el docente como para el alumno, sin embargo, construir un método tardaría mucho tiempo, podríamos empezar por poner en práctica los conocimientos adquiridos durante los cursos y capacitaciones docentes y comenzar a generar cambios.

Para entender por completo el concepto de calidad hicimos referencia a un párrafo del blog escolar “EDUCACIÓN DE CALIDAD”

“Por calidad educativa, entendemos que una educación de calidad es aquella que forma mejores seres humanos, ciudadanos con valores éticos, respetuosos de lo público, que ejercen los derechos humanos, cumplen con sus deberes y conviven en paz. Una educación que genera oportunidades legítimas de progreso y prosperidad para ellos y para el país.”

Que considera el hecho de la relación que tiene la educación de calidad con la formación de mejores seres humanos.

Pero en el sentido Etimológico partimos del significado de las dos palabras que le dan forma

Calidad que procede del latin “qualitas” que proviene de tres componentes: el interrogativo “quae” (que); el sufijo “alis” que indica (relativo a); y el sufijo “tat” que viene de indicar cualidad

Educativa que es resultado de dos factores, ambos en latin que significan “ex” que quiere decir “hacia afuera”; y el verbo “ducere” que es sinónimo de “guiar”.

Podríamos decir entonces que la calidad en la educación en México es una labor importante para los pedagogos y docentes; sin embargo, existen factores dentro del contexto del alumno que podrían quizá entorpecer el trabajo del docente.

La calidad educativa es implica el esfuerzo de todos los personajes involucrados además de organizar el contexto de manera armónica y acorde a lo que se pretende proyectar

Referencias:

“DEFINICION DE CALIDAD EDUCATIVA” blog recuperado de: https://definicion.de/calidad-educativa/

“OCDE MEJORES POLITICAS PARA UNA VIDA MEJOR” blog recuperado de: http://www.oecd.org/centrodemexico/laocde/laocdeenmexico

Educación de calidad convivencia escolar blog recuperado de: internet (www.mineducacion.gov.co/1621/article-259478.html)

La importancia que tiene la relación docente-alumno en pleno siglo XXI

“La clave es la pasión, la auténtica motivación surge del interior”

Angel Roberto Otero Reyes

Una persona a lo largo de su vida pasa aproximadamente 18 años preparándose académicamente o mejor dicho en la escuela. En toda mi vida estudiantil me he percatado que es necesario crecer en contextos positivos y productivos, de manera que nuestro desarrollo humano continúe como debería ser.

La creación de un ambiente positivo y productivo por parte del docente resulta ser una tarea de gran dificultad y que se debe realizar día con día de la mejor manera posible. Las personas debemos tomar en cuenta que la relación que se genera dentro de un aula, es un factor de gran importancia para generar de forma adecuada el desarrollo del aprendizaje. En este sentido el ambiente que se genera gracias a la relación docente alumno influye directamente en las vidas tanto escolar como personal de ambos entes.

En este sentido la relación que se mantiene en un aula entre un docente y sus alumnos, es un tema que genera muchos cuestionamientos en la actualidad, hablar de este fenómeno educativo podría decirse que es algo muy simple pero complicado a la vez, ya que existen diferentes puntos de vista en el cómo se debería tornar la relación de estos dos ejes que día con día comparten su tiempo durante grandes periodos según sea el caso de las instituciones educativas.

La educación en México enfrenta distintos tipos de conflictos, entre ellos, que la intencionalidad del docente o del alumno pueden llegar a mal interpretarse, y esto es gracias a que la comunicación no logra ser completamente específica y efectiva, situación que genera de cualquier manera un conflicto.

En general considero que dentro de un ambiente sano es importante tomar en cuenta 4 elementos fundamentales que coexisten con el buen ambiente; elementos que se logran desde el primer día de encuentro, docentes y alumnos tienen opiniones diferentes en cuanto a la creación de un ambiente completamente apto para para el proceso de enseñanza aprendizaje y opino que son los siguientes:

  • Respeto mutuo
  • Confianza mutua
  • Que la intencionalidad que se tiene sea clara
  • Que el individuo logre conocer lo que es como persona, tanto el docente como el alumno.

De esta manera, si en realidad se tomaran en cuenta estos elementos básicos para la creación de un ambiente positivo, en la actualidad no habría tanto problema en relación a los malos entendidos que se deben a la mala comunicación entre los alumnos y los docentes.

Por eso mencioné con anterioridad que hay que reconocer que atender este problema no es tan fácil como se piensa, ya que cada persona tiene puntos de vista diferentes y lograr esta tarea es un verdadero reto.

Así como lo menciona (Galanti A. M., 2016), el educador del siglo XXI deberá ayudar a los jóvenes a que deseen adquirir no solo nuevos conocimientos, sino a ser empáticos, cooperativos, creativos y flexibles.

La clave es la pasión, la auténtica motivación surge del interior, el trabajo de un líder consiste en inspirar, en despertar esta motivación, la motivación intrínseca. No existe una varita mágica, tendremos que esforzarnos, es posible que debamos cambiar nuestra forma de hacer las cosas.

Referencias

A., G. (2016). Cómo generar ambientes positivos y motivantes en el aula. F.d. comunicación Reflexión académica en diseño y comunicación, 96-99.